Agosto 1 de 2021

El Consejo del Banco Central anunció alza de la tasa de interés de política monetaria (TPM) en 25 puntos base, desde 0,5% a 0,75%, anticipando que futuros ajustes serán evaluados de acuerdo al comportamiento macroeconómico. Esta alza, cuyo principal objetivo es mitigar la inflación que se ha observado producto del efecto de la mayor liquidez de nuestra economía de los últimos meses, ha generado incertidumbre en el mundo de las inversiones inmobiliarias, por el impacto que estas podrían tener en el alza de los créditos hipotecarios.

El alza, si bien afecta a las tasas de los créditos de consumo, en la medida que se busca afectar el costo del dinero de manera que vaya en línea con la evolución de los precios de mercado de los bienes de consumo inmediato, NO impacta en el mediano plazo en las tasas de créditos hipotecarios, ya que estas dependen de otros factores macroeconómicos, que son los que determinan el costo del ahorro a largo plazo.

En su informe, el Consejo anticipó que la tasa rectora se mantendría por debajo de su valor neutral (de 3,25% a 3,75%) durante dos años, confirmándose las expectativas del Informe de Política Monetaria (IPOM) de junio respecto al comportamiento de la economía, y haciendo referencia al aumento de la actividad de 18,1% en junio, por sobre lo esperado y las mejoras en las perspectivas privadas de crecimiento para el año.

Así, la tendencia general a una mayor inflación efectiva y subyacente, el crecimiento económico cercano al 8%, sobre su capacidad normal, y un fuerte dinamismo en el consumo, serían las razones sobre las que se justificaría esta medida, sumado a la diseminación de nuevas cepas del covid-19 (como un nuevo factor de riesgo) a la debilidad del crédito y del mercado laboral.

Ahora, lo que resta de 2021 y hacia los próximos dos años, hay bastantes señales de que la recuperación de la actividad económica empujará a una normalización de las políticas monetarias a nivel global, lo que hacen prever que las tasas a largo plazo tenderán al alza, lo que se suma en nuestro país a la incertidumbre política con el futuro de las AFPs. Por esta razón, lo que resta de 2021 y hacia 2022, deberíamos observar un aumento lento de normalización hacia valores promedio entre 3 y 3,5% de interés hipotecario, que ya comenzamos a observar desde el mes pasado.

Esto hace que actualmente sea un muy buen momento para invertir en una propiedad, debido a que aún se observan valores promedio de interés bajos en su perspectiva histórica, por lo que el costo del crédito sigue siendo barato, y con un contexto de oferta muy amplia y diversa, que aún no ha sido golpeada en precios de manera significativa, producto del alza de costos en materiales.

Fariña Propiedades
Fariña Propiedades Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2021 fpropiedades.cl, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co